Te contamos como preparar una deliciosa compota de membrillo

El membrillo es una fruta que una vez cocida puede resultar muy interesante para beneficiarse de todas sus propiedades.

El membrillo es una fruta que no se suele consumir cruda, pues suele estar muy fuerte y no es agradable al paladar por su aspereza, pero si se consume cocinada puede resultar una fruta muy interesante para beneficiarse de todas sus propiedades. Una forma muy conocida de consumir membrillos es en compota. Por este motivo te proponemos esta rica y fácil compota con los mejores trucos para que te quede perfecta. Y aunque normalmente se consume como postre, también es ideal para acompañar carnes, pues hace un contraste muy rico e interesante.

¿Te preguntas cómo hacer compota de membrillo? Pues bien, si quieres saber cómo elaborar esta sencilla receta, sigue leyendo. ¡A cocinar!

Ingredeintes:

Para empezar con la receta de compota de membrillo, prepara en primer lugar un bol amplio con agua y exprime el limón e incorpora el zumo al agua.

Lava bien los membrillos, sobre todo para retirar esa incómoda pelusa que tienen. Además, debes pelar uno de los membrillos y cortarlo en cuartos. Retira las partes duras y trocea en cubos pequeños.

Como verás, los trozos de membrillos se oxidan enseguida, así que tendrás que meter los cubos de membrillo dentro del agua con el zumo de limón. Pela y trocea los otros membrillos, siempre de uno en uno para que no se oxiden en exceso, vuelve a incorporarlos en el agua con limón.

Una vez tengas todos los membrillos pelados, troceados y en el agua, escurre bien y pasa a un cazo o a una olla rápida. Seguidamente debes incorporar el azúcar y regar con los dos vasos de agua. Añade también la ramita de canela y si quieres darle un sabor anisado, introduce también un anís estrellado, aunque es opcional. Pon al fuego y lleva a ebullición.

Remueve de vez en cuando procurando mover la compota de membrillo y vigilando que no se seque en exceso. Si es así, añade un poco más de agua. Cuece a fuego suave durante unos 35 minutos o hasta que los daditos de membrillo estén tiernos.

Deja que la compota de membrillo se enfríe y una vez frío, pasa a un recipiente de cristal. Puedes guardarlo en la nevera durante una semana, debe estar bien tapado. ¡Lista para comer!

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias