fainá

Sin gluten: Fainá en menos de 15 minutos

Se trata de un plato apto para celíacos.

Ya sea para acompañar las porciones de pizza o bien para comer por sí sola, la fainá es uno de los clásicos de la gastronomía que nunca falla. A continuación, te contamos todo lo que hay que saber para preparar este plato a la perfección. ¿Te animarías a hacerlo?

Además de su increíble sabor y de lo fácil y rápido que resulta su elaboración, cuenta con el particular beneficio de que no tiene gluten. Dicho de otra manera, esta versión del fainá es sin TACC, lo que significa que no posee ni trigo, ni avena, ni cebada ni centeno.

Ingredientes. Para elaborar esta deliciosa y sana versión de fainá se requiere de

Preparación

La preparación en sí de este plato es sumamente sencilla: lo único que hay que hacer es seguir los pocos pasos de la receta y tener en cuenta un par de secretos.

El primero de ellos consiste en que el horno tiene que estar precalentado a temperatura máxima, y lo mismo sucede con la bandeja en la cual se va a cocinar la fainá.

Con el horno ya prendido, es cuestión de hacer la masa. Para esto, hay que poner en un bol la harina de garbanzos y el agua tibia, y mezclar hasta que se desintegren todos los grumos. Logrado esto, dejar reposar.

Luego, agregar el aceite de oliva, condimentar con sal y pimienta y volver a mezclar bien. Si se desea agregar algún otro ingrediente, ya sea orégano u otra cosa para darle a la fainá un gusto especial, este es el momento de hacerlo.

Antes de llevar al horno, hay que cubrir con aceite el molde en cuestión. Para esto hay que tener mucho cuidado, ya que el mismo debería estar muy caliente.

Preparado esto, basta con colocar la mezcla de harina y agua sobre el recipiente en cuestión y llevar al horno. ¿Durante cuánto tiempo se tiene que cocinar? Al menos 15 minutos, aproximadamente, o bien hasta observar que los bordes de la fainá se separan del molde y que su masa comienza a dorarse.

Transcurrido este tiempo, la fainá casera sin gluten ya está lista y a punto para degustar. Quienes así lo prefieran, pueden cubrirla con una pincelada de aceite de oliva, o bien agregar otros ingredientes.

Ahora sí, ¡a disfrutar! ¿Ya sabes cómo te gustaría comer esta fainá?

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias