Receta de galletas de harina de avena que te encantará

Receta de galletas de harina de avena que te encantará

Consiente a tu familia con un postre saludable y rapidísimo

Estas galletas de harina de avena sonunas galletas sencillas, rápidas de preparar y muy saludables, ideales para el desayuno o la merienda. No hay nada más fácil que preparar unas galletas, vale la pena por lo sencillas que son, además las podemos preparar con los más pequeños.

Las galletas de avena son muy saludables, la avena es rica en proteínas, ayuda a regular el colesterol y a prevenir los altibajos de la glucosa, mejora la digestión y contiene gran fuente de energía ideal para empezar el día. Por eso y más, te invitamos a acompañarnos y descubrir cómo hacer galletas de harina de avena. Puedes acompañarlas también con pepitas de chocolate, frutos secos o semillas.

Ingredientes:

Para hacer las galletas de avena, enciende el horno a 170 ºC con calor arriba y abajo. Coge un bol, añade el azúcar y el huevo, bate bien hasta que todo quede bien mezclado. Seguido, añade el aceite de coco y mezcla bien.

Para hacer las galletas de avena, enciende el horno a 170 ºC con calor arriba y abajo. Coge un bol, añade el azúcar y el huevo, bate bien hasta que todo quede bien mezclado. Seguido, añade el aceite de coco y mezcla bien. 

Seguido, añade la harina poco a poco junto con la levadura hasta que quede bien incorporada y no queden grumos.

Añade la leche y mezcla. Mete el bol con la masa a la nevera unos 15 minutos. La masa queda bastante pegajosa.

Prepara una bandeja para horno, forra la base con papel vegetal. Saca la masa de la nevera con una cuchara y pon porciones de masa con un poco de separación entre ellas, ya que en el horno crecen un poco.

Haz las galletas en tandas, según las que te quepan por bandeja. Mete la bandeja en el centro del horno. También puedes utilizar una cuchara de hacer helados para que salgan todas las galletas iguales.

Pasado unos 8-10 minutos estarán listas las galletas de harina de avena, se ven que están hechas cuando estén agrietadas y sin brillo. No hay que dejarlas más rato aunque se vean blanditas, pues se terminan de hacer y al enfriarse se endurecen. De esta forma, quedarán blanditas por dentro y jugosas.

Saca las galletas de avena y velas poniendo en una rejilla para que no se ablanden por abajo. Haz así con todas las galletas y saldrán unas 25, dependiendo de lo grandes que las hagas. Para que se conserven bien, guárdalas bien en una caja metálica o en un recipiente hermético. ¡A disfrutar!

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias