Budín invertido de peras y canela

Fácil y rápido: Budín invertido de peras y canela

La repostería francesa hecha en casa: tatin de peras para enamorar.

No hay quién se resista al budín invertido de peras y canela. Se trata de lo mejor de la cocina francesa ideal para acompañar con una bocha de helado y servir tibio. Hoy te compartimos una receta ideal para agasajar a quien desees.

Si se ofrece a la hora del té, se suele presentar en un molde de budín redondo con orificio en el medio y se puede espolvorear con canela. El budín invertido de peras es un clásico de clásicos, y como toda receta que pasa de generación en generación, tiene sus secretos.

Se le dice invertido porque se comienza a preparar con el caramelo que va sobre el molde, a donde se coloca la fruta que luego será la parte superior del pastel, que se desmolda y queda “dado vuelta“. 

En pocos pasos, un postre para repetir una y otra vez. 

Ingredientes

Para el relleno:

Para la masa:

Preparación

Para comenzar, precalentar el horno a unos 180º C. Luego, pelar las peras con un pelapapas y cortarlas en cuartos. También se pueden cortar en seis partes si el tamaño lo permite.

Después, colocar una sartén a fuego medio, calentar el azúcar, la manteca y revolver constantemente para que se unan los ingredientes y no se quemen. El caramelo deberá quedar color dorado. 

Con mucho cuidado de no quemarse, vertir el caramelo sobre un molde para tartas de unos 22 cms o 24 cms de diámetro. Una vez colocado el caramelo, distribuya los cuartos de pera en forma de flor alrededor del caramelo formando un patrón como de “flor“ (No es necesario, pero queda más vistoso). Espolvorear con un poco de canela y reservar. 

Para preparar la masa habrá que tamizar la harina. Luego, en un bol agregar huevos, azúcar y procesar con una batidora eléctrica. A esta mezcla se le agrega poco a poco la harina tamizada batiendo con movimientos envolventes hasta integrar bien. Debe quedar formada una masa suave.

Una vez obtenida, verter la masa sobre las peras que están en el molde con ayuda de una cuchara o espátula para no estropear el diseño. Llevar al horno hasta que la masa esté dorada. Esto serán aproximadamente unos 30 minutos. 

Es importante comprobar que la tarta esté bien cocinada y para ello se puede insertar un cuchillo o palito de madera en el budín invertido y si éste sale seco el horneado es correcto.  Siempre agregar unos 4 minutos adicionales y deje enfriar un momento.

Para desmoldar, despegar los bordes prolijamente con un cuchillo, apoyar el molde a una bandeja redonda más grande, es decir, que supere los bordes de la tartera e invertir en un solo movimiento hasta que el budín invertido caiga, al revés. 

Vuelva a espolvorear con canela o azúcar impalpable ¡o ambas¡ y a disfrutar en familia. 

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias