¿Buscas un toque agridulce al estilo de Venecia? Sarde in saor

La cebolla y el vinagre son sus ingredientes principales.

Propias de la gastronomía veneciana, las sarde in saor son un plato que se debería probar durante una visita a la ciudad de los canales.

Se dice que la receta tiene sus orígenes en el siglo XIV, cuando los marineros encontraron una forma de preservar las sardinas por un tiempo prolongado usando vinagre y cebolla. Hoy en día, la receta ha evolucionado, pero aún mantiene su espíritu caracterizado por sus toques agridulces.

Ingredientes

Preparación

En primer lugar, para preparar las sardinas, limpiar bien el pescado quitando la cola y la cabeza y abriendo cada sardina en forma de libro.

Pelar las cebollas y dejarlas en remojo en agua fría durante al menos 30 minutos, de esta forma perderán algo de su sabor picante y quedarán más dulces y delicadas.

Remojar las pasas en agua tibia durante unos diez minutos y luego pasarlas por un colador para retirar el líquido.

Cortar las cebollas en rodajas muy finas y dejarlas cocinar en una sartén grande con un chorrito de aceite durante unos 20 minutos. Cuando estén completamente suaves, subir el fuego y agregar el azúcar y el vinagre. Dejarlo cocer unos minutos y luego apagar el fuego.

Enharinar bien las sardinas por ambos lados, agitarlas ligeramente y luego freírlas en aceite hirviendo durante unos minutos. Escurrirlas sobre papel absorbente.

Ahora tomar una bandeja para horno y hacer una capa de sardinas fritas, una de cebollas, agregar pasas, piñones y salpimentar al gusto. También añadir las hojas de laurel.

Dejarlas reposar en un lugar fresco durante 24 horas antes de servir las sarde in saor.

Noticias Relacionadas

Más Noticias

Más Noticias